Tradición y devoción es la danza Matlachines San Judas Tadeo de Lagos

El grupo de danzantes es una expresión cultural que resalta por su vestimenta multicolor, baile, el son de las tamboras y la música de violín

36707879_2106160306265238_6567041249402945536_n

Por: Celia Espinoza

21 de julio de 2018.- Al ritmo de los tambores y la música de violín, remarcan cada “pisada”, los integrantes de la danza Matlachines San Judas Tadeo de Lagos de Moreno. Con los penachos multicolores los danzantes, bailan con fervor, como ritual de fe y esperanza, reafirman su devoción católica.

Christian Moisés Ornelas Pérez, es el director de este grupo de danza que es una muestra de la cultura laguense y un testimonio de las tradiciones que se viven durante el año, ya que lo mismo participan en fiestas religiosas, como en procesiones como son la bajada y subida de Nuestro Padre Jesús del Calvario.

Este grupo se fundó el 25 de mayo de 2015, “y esto viene, pues ya traemos las raíces de danzar, lo hacemos desde pequeños, ya hemos participado en otras danzas pero cada quien agarra su estilo, como nosotros que tomamos el ‘matlachín’ que radica también en Aguascalientes, y nos llamó mucho la atención por la vestimenta, lo colorido y lo bonito de los vestuarios. Tenemos ya tres años con este grupo. Nos ha ido muy bien”, comentó Christian Ornelas.

Lo mismo se presentan en procesiones religiosas, como en fiestas infantiles, de XV años, ceremonias culturales y gubernamentales, desfiles, así como en sepelios.

El conjunto lo conforman en promedio de 12 a 14 bailarines, en el que participan también mujeres y niños, como una costumbre familiar que viene y va de generación en generación. Pero han tenido eventos en los que el número de integrantes ha llegado a ser una veintena.

Para llegar a perfeccionar su técnica, los danzantes practican hasta tres veces por semana cada ocasión por tres o cuatro horas.

Tradición y devoción

La danza de Matlachines es el vestigio más antiguo y evidente de nuestras tradiciones nómadas y chichimecas, una costumbre milenaria que se ha modernizado, pero el simbolismo sigue, así como la combinación de lo sagrado con lo profano.

Esta práctica dancística es la más querida, aceptada y reconocida por la gente, en especial por los católicos.

“Nosotros cuando bailamos demostramos nuestro amor y devoción hacia Dios o hacia el santo al que le estamos alabando cuando tiene su fiesta; lo hacemos con mucho amor, fe y pasión; ni siquiera tiene un fin lucrativo”, definió Christian Ornelas.

El costo por hora es de dos mil pesos, pero “más que hacerlo por dinero, lo hacemos por devoción. Porque realmente lo que ganamos lo invertimos en los vestuarios, porque cada año estrenamos trajes y también en los instrumentos”, precisó el director del grupo.

Vestimenta colorida

La indumentaria es fundamental para la ceremonia, el penacho amplio de plumas es un distintivo en el que invierten horas de trabajo para hacerlo lucidor y con él ocultar el rostro del danzante.

La vestimenta es colorida y artesanal que pesa alrededor de cinco a siete kilogramos, además están llenos de decoración y detalles que resaltan.

En cada traje hay una inversión económica por arriba de los cinco mil pesos, que se complementa con huaraches, pañoletas, medias, camisas y hasta elegantes penachos.

En días pasados, dijeron de parte del empresario y regidor por Movimiento Ciudadano, Joaquín González Buz recibieron donación de dos tambores.

Participaciones

La danza Matlachines San Judas Tadeo de Lagos de Moreno ha participado en diferentes eventos culturales en otros estados, incluso en Guanajuato han dejado huella que hasta han recibido importantes reconocimientos.

Juan Pablo Aguirre es un integrante de este grupo, pero es danzante desde hace 20 años y con gusto compartió que con este grupo “hemos puesto en alto el nombre de Lagos de Moreno y Jalisco, porque hemos resaltado mucho”.

Subida de Nuestro Padre Jesús

Los eventos que les generan emoción participar son la bajara y subida de Nuestro Padre Jesús.

“Le ponemos todo, es cuando estrenamos trajes porque hay que lucirnos y poner toda nuestra fe”, comentó Juan Pablo Aguirre.

En la edición del evento religioso de este domingo 22 de julio o que es la tradicional subida de Nuestro Padre Jesús del Calvario participarán en cuarto bloque, pero lo harán como un grupo muy masivo ya que se unen danzantes invitados de Aguascalientes.

“Vamos a ser como 40 participantes y nos vamos a distinguir por nuestra vestimenta. Vamos a utilizar los colores distintivos de Nuestro Padre Jesús que son el morado con blanco, y además tendremos como 10 tamboras”, mencionó Christian Ornelas.

De igual manera les emociona el participar en las procesiones y peregrinaciones que se hacen en el marco de las tradicionales “Fiestas de Agosto”.

0 Me gusta
0 No me gusta

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad La Salle Bajío; candidata a maestría en Política y Gobierno por el Colegio de León; ha sido periodista en Radio UdeG y AM Lagos.

Deja una repsuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *