Joyo Juera: Nepotismo en el DIF Municipal

Rosa María Zárate, esposa del Alcalde Juan Alberto "EL Güero Márquez", decidió no volver a ser Presidenta del DIF. Prefirió seguir como Directora y en la nómina para no dejar de cobrar 23 mil pesos. Además ingresó a la nómina a dos hermanas, así como la esposa de un regidor por el PRI

13076985_1760722977472782_6145486107062251004_n - copia

Joyo Juera

22 de agosto de 2018.- Vivir fuera del presupuesto, es vivir en el error, frase del siglo pasado y preferida por los políticos; sólo ellos saben ponerla en práctica y que mejor en el Sistema para el Desarrollo de la Familia (DIF), en donde todo tiene que quedar entre parejas y parientes.

Lo anterior lo avala Juan Alberto Márquez de Anda, político priísta que toda su vida lo que ha sabido hacer es cobrar como funcionario público, cuando no es regidor, ha sido diputado, y ha regresado a ser regidor, director hasta llegar ser el Alcalde, por cierto, en la historia de Lagos de Moreno es el que tiene el mayor rechazo y desaprobación.

Pero también dice otro dicho, que si se pega de vecinos, con mayor razón de vivir junto, por ello, la ex primera dama, Rosa María Zárate, esposa de Juan Alberto “El Güero Márquez”, decidió no regresar como presidenta del DIF Municipal.

Para ella es mejor seguir cobrando 23 mil pesos mensuales como directora del organismo que tiene como función el desarrollo de las familias laguenses y la atención a los grupos vulnerables.

Además que tanto falta para que termine la administración, y menos si comparte el pensamiento del marido de que “en Lagos no pasa nada”.

Rosa María fue la presidenta del DIF de octubre de 2015 hasta el 15 de enero de 2018, cargo que es honorífico y de aparador, ya que no percibe sueldo, ni tampoco tiene derecho a él.

El 16 de enero pasado dejó el puesto a quien venía desempeñándose como titular de Catastro Municipal desde febrero de 2017 con un sueldo superior a los 20 mil pesos, Leticia Hernández Villalpando, esposa de Luis Jaime Ruiz Mojica, Síndico del Ayuntamiento y quien se quedó como Alcalde interino a partir del 16 de enero de 2018.

Leticia Hernández y Luis Jaime Ruiz

Juan Alberto Márquez de Anda pidió licencia queriendo ser diputado local, pero como se le adelantaron a esa aspiración, terminó consolándose como candidato a la federal; pero vez de llamar a su suplemente a ingresar al Ayuntamiento, le cedió su cargo en interinato a su principal hombre de confianza en el gobierno y a quien le permitió ser parte del nepotismo en el gobierno municipal.

El lunes 16 de julio de 2018, tanto Juan Alberto “El Güero Márquez”, como Luis Jaime Ruiz Mojica y esposa Leticia Hernández regresaron a los cargos que venían desempeñando en el Gobierno Municipal como Alcalde, titular de Castrato Municipal y Síndico, respectivamente.

La excepción fue Rosa María Zárate, ella decidió seguir como Directora y en la nómina para no dejar de cobrar los más de 20 mil pesos.

Sara Zárate Cedillo, hermana de la directora del Sistema para el Desarrollo de la Familia ingresó en esta administración a laborar en este organismo, actualmente ella labora en el área de cocina en Casa Día y percibe un sueldo de casi 5 mil pesos.

Otra hermana que la directora del DIF tiene en la institución es Irma Zárate Cedillo, quien apareció en la nómina de esta institución a partir de septiembre de 2017 como auxiliar en el centro de Cuesta Blanca, con un sueldo de 4 mil pesos.

Pero como de verdad que hay políticos que no tienen llenadera y le buscan por todos lados para seguir viviendo del presupuesto a como dé lugar, también el regidor por el PRI, Miguel Rico Santana no se quedó atrás y su figura en el Ayuntamiento sirvió para que su esposa Teresita Macías Jauregui ingresara a la Unidad Regional de Rehabilitación (URR) como coordinadora en junio de 2016 con un sueldo de 4 mil pesos, cantidad que aumentó lo doble al siguiente mes, para percibir de manera mensual 8 mil pesos.

Teresita Macías con Juan Alberto Márquez y su esposo en las instalaciones de la URR

Luis Armando Gallardo es jefe Asociaciones y Comités Vecinales en la Dirección de Participación Ciudadana con un sueldo de casi 10 mil pesos y logró acomodar en febrero de 2018 a su esposa María Lucía Guzmán como secretaria en las oficinas de Cuesta Blanca, iniciando con un sueldo de 6 mil pesos y para julio, después del proceso electoral le aumentaron el sueldo a 7 mil pesos, tal como suele suceder en los gobiernos que no van a tener continuidad como partido en el poder y comienzan a incrementar los sueldos de “algunos privilegiados”.

Hay quienes se atreven a definir el nepotismo como la “corrupción consanguínea”, pero a muchos políticos eso no tiene relevancia, por eso en la práctica hacen otra cosa, y hasta compiten por demostrar quien acomoda a más amigos, familiares y parientes.

1 Me gusta
0 No me gusta

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad La Salle Bajío; candidata a maestría en Política y Gobierno por el Colegio de León; ha sido periodista en Radio UdeG y AM Lagos.