Obrador asume como Presidente: ofrece amnistía y cambiar modelo económico

“No tienes derecho a fallarmos”, le dijo un ciclista. El Presidente asume el compromiso. Obrador señaló de corrupto y sumisos al poder económico al régimen que se va.

Obrador Presidente de México

Por: Sergio Hernández Márquez

1 de diciembre de 2018.- Andrés Manuel López Obrador viajó a tomar protesta como Presidente de México en un Jetta blanco: recibía bendiciones, flores aplausos y mensajes de aliento y esperanza por las calles y avenidas de la Ciudad de Mexico por donde iba transitando hacia la Cámara de Diputados.

Por otro camino, Enrique Peña Nieto iba en camioneta blindada, con elementos de seguridad que no permitían el acercamiento al mandatario del PRI que hoy dejó el cargo con cerca del 70 por ciento de rechazo por parte de los mexicanos.

Obrador rumbo a la toma de protesta como Presidente de México

Así iban los dos protagonistas a la ceremonia que inició a las 11 de la mañana en el recinto en el que estaban presentes los 500 diputados, los 128 senadores, además de muchos invitados especiales que escucharon un discurso que hizo trizas al sistema económico neoliberal que comenzó a aplicarse en México en 1982, con Miguel de la Madrid Hurtado, y que siguió con Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Todas las señales de radio y televisión del país estaban enlazadas transmitiendo el evento, el discurso de Obrador a todos los mexicanos.

“Estoy preparado para no fallarle a mi pueblo. Ahora que venía para acá, se emparejó un joven en bicicleta y me dijo: Tú no tienes derecho a fallarnos. Y ese es el compromiso que tengo con el pueblo: No tengo derecho a fallar”, dijo Obrador.

“Nada material me interesa ni me importa la parafernalia del poder. Siempre he pensado que el poder debe ejercerse con sabiduría y humildad, y que sólo adquiere sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás”.

Cuando empezó su discurso, el Presidente de México agradeció a Enrique Peña Nieto al consideró que respetó la voluntad del pueblo en las elecciones del 2 de julio.

“Licenciado Enrique Peña Nieto, le agradezco sus atenciones. Pero, sobre todo, le reconozco el hecho de no haber intervenido, como lo hicieron otros presidentes, en las pasadas elecciones presidenciales. Hemos padecido ya ese atropello antidemocrático y valoramos el que el presidente en funciones respete la voluntad del pueblo. Por eso, muchas gracias, licenciado Peña Nieto”.

Pero este guiño al priísta, que fue recibido con beneplácito por el mandatario que dejaba el poder, no sería en realidad el tono del discurso de Obrador, que momentos después comenzó a tomar un giro en el que hizo trizas, sin mencionarlo directamente, al sexenio que llegó a su fin.

El mensaje fue entonces contra los resultados económicos, la reforma energética, la corrupción, y el gobierno como un instrumento de los grandes negocios.

“…se ha empobrecido a la mayoría de la población hasta llevarla a buscarse la vida en la informalidad, a emigrar masivamente del territorio nacional o a tomar el camino de las conductas antisociales”, dijo Obrador a la Nación.

“Lo digo con realismo y sin prejuicios ideológicos: la política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país. Por ejemplo, la reforma energética, que nos dijeron que vendría a salvarnos solo ha significado la caída en la producción de petróleo y el aumento desmedido en los precios de las gasolinas, el gas y la electricidad…lo sucedido durante el periodo neoliberal no tiene precedente en estos tiempos que el sistema en su conjunto ha operado para la corrupción. El poder político y el poder económico se han alimentado y nutrido mutuamente y se ha implantado como modus operandi el robo de los bienes del pueblo y de las riquezas de la nación”.

Perdón

Andrés Manuel López Obrador ofreció no perseguir a los que han provocado el caótico diagnóstico en el que dijo está inmerso el país.

“No habría juzgados ni cárceles suficientes, y lo más delicado, lo más serio, meteríamos al país en una dinámica de fractura, conflicto y confrontación, y ello nos llevaría a consumir tiempo, energía y recursos que necesitamos para emprender la regeneración verdadera y radical de la vida pública de México, la construcción de una nueva patria, la reactivación económica y la pacificación del país”, dijo en la Cámara de Diputados.

“Estamos ante un asunto político de Estado, y como tal debemos enfrentarlo. Mi postura al respecto la definí con toda claridad desde la campaña. Dije que no es mi fuerte la venganza, y que si bien no olvido, sí soy partidario del perdón y la indulgencia. Además, y esto es muy importante, creo precisamente que en el terreno de la justicia se pueden castigar los errores del pasado, pero lo fundamental es evitar los delitos del porvenir”.

“En consecuencia, propongo al pueblo de México que pongamos un punto final a esta horrible historia y mejor empecemos de nuevo, en otras palabras, que no haya persecución a los funcionarios del pasado, y que las autoridades encargadas desahoguen en absoluta libertad…”

“Que se castigue a los que resulten responsables, pero que la Presidencia se abstenga de solicitar investigaciones en contra de los que han ocupado cargos públicos o se hayan dedicado a hacer negocios al amparo del poder durante el período neoliberal”.

Eso sí, advirtió a las personas que forman parte de su gobierno que en adelante no se va a tolerar la corrupción, y que no habrá impunidad, incluyendo en este mensaje a familiares y amigos.

Enrique Peña Nieto no había pasado aún el peor momento ya que vendrían otras frases incómodas para el priísta:

“El otro distintivo del nuevo gobierno será la separación del poder económico del poder político. El gobierno ya no será un simple facilitador para el saqueo, como ha venido sucediendo, ya el gobierno no va a ser un comité al servicio de una minoría rapaz; representará a ricos y pobres, creyentes y libres pensadores, y a todas las mexicanas y mexicanos, al margen de ideologías, orientación sexual, cultura, idioma, lugar de origen, nivel educativo, o posición socioeconómica…”

Peña Nieto anotaba, metió una pastilla o algo así a su boca, bebió agua, luego cruzo algunas frases con Martí Batres, quien estaba muy cerca, pero no se pudo quitar la cara de incomodidad con lo que estaba escuchando.

Y Obrador todavía no acababa. Enfrentó a panistas que pedían con mensajes en sus manos que bajara la gasolina. A ellos les echó en cara la deuda que trajeron los gobiernos de Fox y Calderón, y de paso se llevó en su respuesta a Peña Nieto.

“Ahora resulta que los que aumentaron el precio a las gasolinas están pidiendo que baje. Hago el compromiso responsable, que pronto, muy pronto, cuando terminemos la refinería que vamos a construir en México y se rehabiliten seis refinerías, va a bajar el precio de la gasolina y de todos los combustibles”.

“Tampoco, que se oiga bien y que se oiga lejos, tampoco vamos a endeudar al país. Cuando terminó el sexenio del presidente Fox la deuda pública –esto no se sabe, pero no está de más recordarlo– era de 1.7 billones. Cuando dejó el gobierno Calderón, la deuda aumentó a 5.2 billones, más de 200 por ciento. Y en esos dos sexenios fue cuando se recibió más dinero por la venta de petróleo al extranjero y todo se derrochó o se fue por el caño de la corrupción. Ahora la deuda es de 10 billones. Nada más para pagar el servicio de esa enorme deuda tenemos que destinar del presupuesto del año próximo alrededor de 800 mil millones de pesos. Por eso, ya no va a aumentar la deuda pública. Ese es nuestro compromiso”.

López Obrador prometió respetar la inversión extranjera, la autonomía del Banco de México, y rescatar la industria eléctrica y petrolera.

Anunció de nuevo los proyectos del tren maya, una nueva refinería, un tren que una el Pacífico con el Golfo de México, crear una zona libre de 25 kilómetros en la frontera norte donde la carga impositiva, y el precio de los combustibles sea igual que en Estados Unidos, entre otras políticas que estarán en marcha en el país.

En el siguiente enlace puede leerse el discurso completo de Andrés Manuel López Obrador al asumir como Presidente de México: https://www.gob.mx/presidencia/es/articulos/mensaje-del-presidente-de-los-estados-unidos-mexicanos-andres-manuel-lopez-obrador?idiom=es

Aquí pueden ver el video de la ceremonia de toma de protesta:

0 Me gusta
0 No me gusta

Periodista desde 1997. Ha laborado para Mural, La Jornada, Siglo 21, Proyecto Diez, Reverso, Verdebandera, y colaborado en Milenio Jalisco y NTR. Es Licenciado en Estudios Políticos por la Universidad de Guadalajara. Fue Premio Jalisco de Periodismo en el año 2012, y Premio Mi Ciudad por su trayectoria periodística otorgado por el Gobierno de Lagos de Moreno en el año 2016.