Joyo Juera: Crónica del deseo de concesionar el rastro

Ya no importan las calles, ahora la prioridad de Juan Alberto “El Güero” Márquez y del Síndico Luis Jaime Ruiz Mojica antes de que termine la administración es avanzar el tema de entregar el rastro a la empresa San Gabriel Abastecedora de carnes

rastro

Joyo Juera

 

31 de agosto de 2018.- Mientras la ciudad sigue exhibiendo las calles deterioradas en su máxima nivel de baches, el Alcalde Juan Alberto Márquez de Anda; el Síndico Luis Jaime Ruiz Mojica; los regidores: Ana Macías (PAN), Martha Alicia Gómez (PRI), José Miguel Rico Santana (PRI), Elizabeth Bueno (Independiente) y Paco Torres (PAN) viajaron a Monterrey a conocer la empresa San Gabriel Abastecedora de Carnes, interesada en tener la concesión y el manejo del rastro municipal (recién certificado como TIF).

También se dice que fue la regidora Martha Patricia Ramos (PRI) ya que casualmente no se le encontró ni jueves, ni viernes en su oficina, por lo que personal de la presidencia supone que también fue parte de la comitiva.

Gente de esta compañía ha estado haciendo presencia en el rastro municipal, desde hace más de un año y medio, por lo que conoce de cerca los trabajos que se hicieron con vías de obtener la certificación TIF, y es la primera en levantar la mano en que le sea concesionado este espacio público en el que han destinado millones de pesos de los impuestos de los laguenses.

Desde hace 14 años se habla del proceso de certificación TIF para el rastro municipal. Años y dinero se han destinado a este espacio, al cual el “Güero” Márquez tiene la intención de concesionarlo a una empresa de Monterrey.

Invitación-viaje

De acuerdo a la invitación que giró Juan Alberto “El Güero” Márquez en sesión previa de Ayuntamiento a todos los regidores, se precisó que el viaje no se pagaría con los recursos de la laguenses, sino que la misma empresa costearía todos los gastos de vuelo, hospedaje y alimentación.

La comitiva encabezada por el Alcalde viajó este miércoles 29 de agosto y regresaron este viernes 31, último día del mes.

Las respuesta de algunos regidores del PRI y de Movimiento Ciudadano fue no acudir; mientras que algunos de los que viajaron, lo hicieron por la invitación de la empresa y con el fin de conocer cómo manejan el proceso de su rastro en la planta central que se encuentra en Monterrey.

La regidora panista Ana Macías, dijo a El Río Lagos – Periodismo que iba sin ningún compromiso de nada, sólo con el fin de cumplir con su responsabilidad como titular de la comisión de Servicios Públicos en la que se incluye la operatividad y el funcionamiento del rastro del municipio, por lo que para ella “es importante la visita ocular y técnica”.

Regidora (PAN) Ana Macías

Se dijo convencida de que no habrá concesión del rastro municipal debido a que ya sólo falta un mes para que culmine el presente Ayuntamiento.

En esta comisión que revisa todo sobre el rastro municipal participan los ediles: Paco Torres, José Miguel Rico Santana, Pablo Cedillo, Martha Gómez, Margarita Cabello y Joaquín González.

Crónica

Era el año 2004 y el entonces Alcalde laguense, Saúl González Fuentes insistía en su deseo de que el rastro municipal se convirtiera en uno de Tipo Inspección Federal (TIF).

Este fue un proyecto ambicioso que el entonces Presidente Municipal panista asumió, por lo que buscó comenzar a trabajar en él; durante el tiempo de su administración le alcanzó para vender a un particular la propiedad que ocupaba el edificio que venía funcionando como rastro en la colonia El Refugio y adquirir un nuevo terreno, que hoy ocupan las actuales instalaciones.

Saúl González Fuentes, primer Alcalde laguense en asumir el reto de certificar el rastro municipal como TIF

También logró que se ampliara el área de refrigeración con una cámara con capacidad para 400 canales de bovino, la cual consiguió por medio de un convenio con el Ayuntamiento de Guadalajara, que en aquel entonces fue presidido por el laguense Emilio González Márquez.

Además se colocó la malla perimetral, así como puertas en los andenes de embarque y se decoró con área verdes y árboles.

Después vino el segundo gobierno municipal de Francisco Torres Marmolejo, quien debido las diferencias políticas que tenía con su antecesor, decidió no darle impulso a este proyecto, como a muchos otros.

El Gobierno Municipal encabezado por José Brizuela recibió ese espacio con el faltante de la sala de deshuese, de la planta tratadora y el drenaje.

Esta administración priísta tampoco logró la certificación y lo único que pudo hacer fue la base de la sala de cose y deshuese, la cual se costeó con recursos propios y una aportación de la Secretaría de Desarrollo Rural (SEDER).

El Gobierno Municipal de Hugo René Ruiz Esparza Hermosillo invirtió cerca de 17 millones de pesos en este espacio para ahora sí lograr esa perseguida certificación TIF. Los Recursos provinieron en un 50% del Fideicomiso de Riesgo Compartido (FIRCO), 30% del Gobierno del Estado y el 20% restante del Ayuntamiento laguense.

En febrero de 2015 el rastro municipal cerró para realizar los trabajos que dieran la anuencia definitiva, los cuales fueron concluidos el 30 de septiembre de ese año, pero sin que Ruiz Esparza Hermosillo pudiera presumir ese logro.

Para el 1° de octubre de 2015, justo cuando inicia el Gobierno Municipal de Juan Alberto Márquez de Anda se pone a trabajar de nuevo el rastro por un lapso aproximado de cuatro meses.

Nuevamente se vuelve a cerrar el 25 de febrero de 2016, para atender alrededor de 300 detalles registrados en un diagnóstico interno que se hizo por parte del personal del rastro conforme a la normativa que establece SENASICA para alcanzar dicha certificación.

Con un equipo de técnicos, 14 trabajadores y los servicios de la empresa Truck Constructores (dedicada a realizar las tareas más técnicas y especializadas) se comenzaron a atender las observaciones como fueron: arreglo de puertas, drenajes, soldaduras, piso, entre otras labores que se ejecutaron hasta el pasado 30 de mayo de 2018.

Pasaron casi tres años para atender todos los detalles porque según ex trabajadores de este espacio, no se cumplieron con las peticiones en tiempo por parte de Proveeduría Municipal o de la Hacienda Municipal (que no destinaba el recurso económico), y porque al igual que muchos departamentos de la administración carecieron de apoyos y materiales.

Personal del rastro trabajando en el diagnóstico de la ‘carpeta’

“Fue desesperante porque muchas veces no se enviaba el material para trabajar y queríamos terminar con todo lo que decía la ‘carpeta’, porque lo que predominó fue el retraso y siempre se quiso cumplir con lo que establecía SENASICA (Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria) y la norma”, comentó uno de los ex colaboradores en el rastro municipal.

La normativa a la que hace mención es la Norma Oficial Mexicana NOM-008-ZOO-1994 Especificaciones zoosanitarias para la construcción y equipamiento de establecimientos para el sacrificio de animales y los dedicados a la industrialización de productos cárnicos.

También incluye parámetros de la NORMA Oficial Mexicana NOM-251-SSA1-2009, Prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios.

Otro ex trabajador comentó que cada lunes había “juntas de trabajo” en la que los temas se quedaron sólo en la mesa, porque no trascendieron más.

El 13 de octubre de 2017 se hace el trámite de la ‘carpeta’ federal de la certificación y se gestiona en la Ciudad de México el expediente para precisar las observaciones, y para el 18 de diciembre de 2017 se entrega justificada después de 15 años de establecer que habría en Lagos de Moreno rastro tipo TIF.

El 29 de noviembre de 2017 se hizo una visita oficial al rastro por parte de SENASICA para revisar el bienestar animal y para el 27 de abril se volvió a inspeccionar para conocer el proceso y entonces dar paso de certificación, pero de acuerdo a los lineamientos el 21 de mayo de este año se notifica de manera oficial de 60 observaciones y les dieron plazo de 60 días naturales para corregirlas.

De esas especificaciones, 32 fueron asumida compromiso del gobierno municipal en atender y el resto de estos fueron para la empresa de contrato externo, las cuales fueron presentadas como ‘atendidas’ el 4 de mayo de 2018.

Algunas observaciones a corregir fueron: drenaje, plataformas, cambios de tornillos, luminosidad, entre otros aspectos que fáciles de corregir.

El 24 de julio de 2018, Juan Alberto Márquez viajó a la Ciudad de México a plantear que urgía la certificación, la cual se dio el 4 agosto pasado con el número 711.

Mencionaron que la administración municipal pasada pagó a una empresa de Guadalajara aproximadamente 900 mil pesos por unas capacitaciones y la elaboración de la famosa ‘carpeta’, pero nunca se tuvo.

Para que se haga efectiva la certificación falta revisar que el funcionamiento se apegue a la normativa que implica ser TIF y que equivale a un 50% de este proceso, así como lo referente a contar con el área de micro-biológicos, capacitaciones, expedientes, bitácoras, registros, entre otros detalles.

“Porque el otro 50% fue la famosa ‘carpeta’ que se entregó para su revisión a SENASICA; pero todo lo que falta se lo van a requerir a la nueva administración que va a presidir Tecutli Gómez”, comentaron los trabajadores.

Para el personal que laboró en este proceso sería injusto que un rastro en el que se han invertido millones de los laguenses y que tardó casi 14 años en obtener la certificación, quedé en manos de unos particulares que no son ni de Lagos de Moreno y que pretenden pagar de manera mensual muy poco al Gobierno Municipal.

Además se tiene que hacer una convocatoria pública para que puedan participar varias empresas especializadas en la materia.

Esta certificación implica perfiles especiales para desempeñar las funciones de acuerdo a la normativa y abarca temas de salud, tiempos y mantenimiento. Son 56 empleados municipales los que laboran en este espacio, de los cuales 48 son sindicalizados.

San Gabriel Abastecedora de Carnes

Como para Juan Alberto “El Güero” Márquez de Anda en Lagos no pasa nada a pesar de los tremendos baches de la calles, tampoco pasa nada si se hace realidad su deseo de concesionar el rastro municipal, por eso personal de la empresa San Gabriel Abastecedora de Carnes (http://sangabriel.mx/) de Monterrey se acercó a este espacio a mediados de 2016, recuerda la gente que trabajó ahí.

“Llegó el que es el actual administrador, Manuel Martín Almanza Mena, quien entró a nómina a partir de junio pasado con un sueldo de $16 mil 145 pesos mensuales, y se presentó como parte de la empresa; él era el introductor de esa empresa, y llegó a ver los trabajos que se estaban haciendo para la certificación, y siempre estuvo preguntando”, relataron.

Esta empresa presume en su sitio oficial de Internet que tiene una certificación de SAGARPA como establecimiento TIF 611 para la producción y comercialización de productos cárnicos y que cuenta con sucursales en Escobedo, Guadalupe, San Nicolás de los Garza y Cancún.

Asesor del rastro

Para los 14 trabajadores y el personal especializado en la calificación TIF, Federico Mujica quién apareció en la nómina como asesor del rastro municipal con un sueldo de más de 21 mil pesos mensuales y según esa función la cumplió hasta enero de este año, tal como lo publicó El Río Lagos – Periodismo el 13 de junio de 2018, para nada participó en dicho proceso.

“Él nunca se paró, ni hizo nada, nunca se paró ahí durante el proceso de certificación. De 2016 hasta el 30 de mayo de este año nunca se paró ahí para atender los 300 detalles. Todos los trabajos técnicos, profesionales, normativos, legales que se ocupaban para que el rastro pudiera pasar de acuerdo a la normativa 08 los hicimos nosotros”, enfatizaron.

Federico Mujica, asesor del Rastro Municipal

Dicen los ex trabajadores que nunca no lo vieron en las instalaciones trabajando en el proceso de certificación, “ni si quiera lo conocimos aplicando las normas”.

Administradores

Como administradores del rastro del municipio estuvieron en la última década Raúl Martín, Andrés Campos; Federico Mujica, Tarsicio Rodríguez, hasta llegar el trabajador de la empresa San Gabriel Abastecedora de Carnes, que es la única interesada en la concesión.

Nota: El personal que laboró en el rastro y que fue re-ubicado en otras áreas, solicitó a este medio omitir sus nombres por miedo a represalias y un despido inmediato por exponer esta situación.

0 Me gusta
0 No me gusta

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad La Salle Bajío; candidata a maestría en Política y Gobierno por el Colegio de León; ha sido periodista en Radio UdeG y AM Lagos.